CIRUGÍA REFRACTIVA

Quiero quitarme las gafas

El cirugía refractiva es altamente eficaz y segura si se sigue un procedimiento minucioso, cuidando cada detalle. La intervención se realiza de forma ambulatoria, sin ingreso, con anestesia local.

Existen una serie de decisiones médicas claves en el procedimiento de cada paciente, que hacen de la técnica algo específico para cada paciente, es un tratamiento personalizado. Por ello, el resultado de esta cirugía va determinado, no sólo por el defecto de refracción del paciente sino fundamentalmente, por el cirujano que realiza el procedimiento, por las características del centro y el protocolo seguido en él, así como por la excelencia del láser elegido.

Después de realizar una exploración oftalmológica completa, le indicaremos que técnica quirúrgica será la más adecuada para su caso aplicando siempre un criterio ético, seguro y de resultados óptimos.

Le explicaremos las distintas posibilidades quirúrgicas adaptadas a cada caso en particular: Lasik, queractectomia fotorefractiva (PRK), implante de lentes fáquicas (ICL), cirugía facorefractiva o implante de lentes intraoculares progresivas para la corrección de la presbicia.

Lasik / PRK

La técnica Lasik consiste en levantar una delgada capa de la córnea (colgajo), y posteriormente aplicar el Láser Excimer dirigido por el cirujano, de manera muy precisa, a la superficie corneal expuesta. El láser moldea la córnea con las características previamente fijadas para corregir el defecto refractivo.

Por último se procede a la reposición del colgajo y este se adhiere sin necesidad de suturas.

La recuperación es muy rápida, tras 24 horas podrá reanudar su vida cotidiana con plena visión en los dos ojos. Posteriormente deberá realizar unas revisiones periódicas, con el fin de hacer un seguimiento personalizado del postoperatorio.

Lentes fáquicas para graduaciones altas

En caso de que los pacientes no sean aptos para cirugía refractiva con Lasik o PRK, existe la opción de implantar lentes intraoculares fáquicas. Son lentes que se introducen en el ojo sin dañar ninguna otra estructura del ojo, pasando a formar parte del sistema óptico. Estas lentes no son visibles a simple vista.

Estas lentes pueden corregir dioptrías altas de miopía, hipermetropía y astigmatismo. Existen diferentes tipos de lentes fáquicas: lentes de apoyo angular, lentes de fijación iridiana, y lentes precristalinianas. Se le indicará la que mejor se adapte a su estado ocular.

Se trata de una cirugía sin suturas, tras la cual, aproximadamente a las 48 horas el paciente ya goza de buena agudeza visual.

Avances en cirugía de la vista cansada

En los pacientes mayores de 50 años con miopía, hipermetropía o astigmatismos elevados, está indicada la cirugía con implante de lente intraocular sustituyendo al cristalino.

Los últimos avances tecnológicos en las lentes intraoculares van dirigidos a las lentes trifocales que proporcionan al paciente buena visión de lejos, visión cercana y visión intermedia. Los pacientes sentirán tener casi la misma visión que de joven.

NUESTRAS ESPECIALIDADES
Clínica Piñero © 2013 - Glorieta Plus Ultra, 1 (avda. de la Palmera) 41013 Sevilla - tel. 954 296 543 - fax. 954 239 405 - consulta@clinicapinero.com - aviso legal