VÍAS LAGRIMALES

+ Vías lagrimales

+ Obstrucción vía lagrimal

+ Cirugía de las vías lagrimales

SEQUEDAD OCULAR

Aunque parezca contradictorio, el hecho de tener una menor producción de lágrima o un presentar una película lagrimal defectuosa, puede ser la causa de un lagrimeo muy molesto. El síndrome de ojo seco es la patología derivada de la escasez o mala calidad de la lágrima en el ojo. La falta de lubricación de la córnea y conjuntiva provoca una queratoconjuntivitis seca, caracterizada por sensación de quemazón y de arenilla, irritación y enrojecimiento, secreción mucosa, sensibilidad a la luz o pesadez de parpados. Los síntomas mejoran al mantener los ojos cerrados y empeoran en circunstancias de sequedad ambiental y cuando se realizan tareas que requieren atención, como leer, conducir o trabajar con el ordenador.

¿Cómo se trata el ojo seco?

En primer lugar es importante que su oftalmólogo especialista valore el grado de sequedad ocular, así como la causa del problema o si está asociado a algún trastorno general, ya que esto es determinante para lograr un tratamiento satisfactorio. Existen lágrimas artificiales de diferentes viscosidades que pueden mejorar la lubricación y los síntomas oculares. En casos más severos es necesario recurrir a geles, medicaciones antiinflamatorias e incluso la oclusión temporal o permanente de la vía lagrimal para mantener la mayor cantidad de lágrima posible.

Si tiene preguntas relacionadas con la patología de vías lagrimales, el ojo seco o los diferentes tratamientos disponibles, consulte con nuestro especialista, resolverá sus dudas y le proporcionará la información que necesite.

NUESTRAS ESPECIALIDADES
Clínica Piñero © 2013 - Glorieta Plus Ultra, 1 (avda. de la Palmera) 41013 Sevilla - tel. 954 296 543 - fax. 954 239 405 - consulta@clinicapinero.com - aviso legal